sábado, 28 de enero de 2012

La prudencia al caminar por el Gaucho Martín Lata



No se hace huella el camino
si no se pasa dos veces.
Me han enseñado desde niño
a caminar con prudencia.
No siempre lo que parece
termina siendo verdad.
A la hora de marchar
convencido de mi rumbo
gozare de la aventura
de encontrarle algún sentido
al misterioso destino
de andar compartiendo milongas
zambas, versos y chamarritas