martes, 1 de mayo de 2012

Del trabajo a la jubilación por el Gaucho Martín Lata



Cuento
Apolinario Gimenez encendió su cuarto cigarrillo; esa mañana estaba algo ansioso, tenia un motivo; se había jubilado.
Preparo sus pocas pilchas, el recado, miro por ultima vez el viejo puesto de la estancia y suspiro con un dejo de nostalgia.
¡¡¡Lo esperaban en un asilo de ancianos!!!


Néstor O Salgado